sábado, 21 de febrero de 2009

La inteligencia fracasada. Teoría y práctica de la estupidez


La inteligencia fracasada. Teoría y práctica de la estupidez es un ensayo del filósofo José Antonio Marina acerca de cómo la inteligencia fracasa en su labor. El autor no habla de la inteligencia cognitiva como tal, la cual suele estar predefinida genéticamente, sino de cómo ésta, a pesar de ser abundante en un individuo, yerra por tomar decisiones equivocadas o por la inoportuna inacción.

Wikipedia

http://es.wikipedia.org/wiki/La_inteligencia_fracasada._Teor%C3%ADa_y_pr%C3%A1ctica_de_la_estupidez

La inteligencia malograda

Dedicado al análisis de los casos en los que la inteligencia estructural —la que se evalúa con los test de inteligencias— es anulada por diversos fenómenos internos del individuo, adoptando posturas estúpidas, tal y como puede ser la furia, el exceso de optimismo, etc. De esta forma, la idea se convierte en materia inerte y en un mecanismo irreflexivo. El autor apuesta por una definición extensiva de la inteligencia de forma que la elección de los objetivos forme parte del tema, y no sólo la consecución de ellos. Pero en esta sociedad que vivimos, desde pequeños nos meten el miedo en el cuerpo, y el miedo se opone a la felicidad. Lo difícil es aprender a quitarse el miedo, pero una vez que se consigue, es más fácil lo siguiente. Lo primero que se plantea es si es cierto lo que se enseña al respecto, y se cree que si desaprendes todo lo aprendido, o por lo menos lo dudas, estas en buen camino. El resultado suele ser que por lo menos sonríes. En el miedo y el futuro se cree que está la clave.

Los fracasos cognitivos

Pormenorizado análisis de los prejuicios, la superstición, el dogmatismo y el fanatismo, y de la forma en que confunden la inteligencia, ocultando la realidad al raciocinio.

Los fracasos afectivos

Reconocimiento de las conclusiones equivocadas causada por los afectos y sentimientos.

Los lenguajes fracasados

Cómo el uso incorrecto del lenguaje da lugar a todo tipo de malentendidos.

El fracaso de la voluntad

También es posible que la inteligencia fracase debido a un atasco en la toma de decisiones de forma que el individuo entre en un círculo vicioso de inacción.

La elección de metas

La inteligencia no trata de resolver problemas sino de plantearlos. Una meta equivocada, falsa o mala pervierte todos los razonamientos que conducen a ella.

Principio de la Jerarquía de Metas: Los pensamientos que son en sí inteligentes pueden resultar estúpidos si la meta es estúpida.

Silogismo ad hoc: La inteligencia fracasa cuando se equivoca en la elección de meta. La principal meta jerárquica para el individuo es su felicidad. Es un fracaso de la inteligencia aquello que le aparta o impida conseguir la felicidad.

En concreto, el cerdo aspira a una felicidad de cerdo, mientras que la felicidad humana es una "armoniosa satisfacción de dos grandes aspiraciones: bienestar y creación".

Sociedades inteligentes y sociedades estúpidas

Como seres sociales que somos, nos vemos continuamente influenciados por los pensamientos y acciones de los demás, tanto a nivel familiar como a nivel de nación. Se hace un repaso a cómo la historia está atestadas de ejemplos de estupidez global —como la Roma de Nerón, la iglesia de los Borgia, el militarismo francés de Napoleón o la locura homicida del Tercer Reich. La estupidez en sociedad se puede englobar como una extensión de los fracasos englobados en los capítulos previos, pero ejercidos en colectividad.

Autor José Antonio Marina
País España
Lengua Español
Tema(s) Inteligencia
Género(s) Ensayo
Editorial Anagrama
Fecha de publicación 2004
Páginas 174
ISBN 84-339-6217-5

Entrevista con el autor

Marina: 'La historia de la humanidad es la de la estupidez'

Agencia EFE

http://www.elmundo.es/elmundolibro/2004/12/17/no_ficcion/1103306719.html

BARCELONA.- El filósofo y ensayista José Antonio Marina está convencido de que la historia de la humanidad se puede contar por medio de la historia de la estupidez, "que siempre ha sido bien valorada".

Marina, que ha presentado su nuevo ensayo 'La inteligencia fracasada. Teoría y práctica de la estupidez' (Anagrama), cree que "la estupidez política puede ser muy dañina y crear una gran injusticia, mientras que el fracaso de la inteligencia privada lleva a la desdicha personal".

Marina plantea en este ensayo que la inteligencia se desarrolla en dos planos: "Un plano es el del test y el coeficiente intelectual y otro es el uso de la inteligencia en la vida (cotidiana)".

Para ejemplificar estos dos planos, Marina se ha referido a un alumno suyo de un instituto que tiene un coeficiente de inteligencia de 130, pero que formó una banda con la que cometía diversos delitos: "Esto es un ejemplo del fracaso de la inteligencia".

Este fracaso se da tanto personal como socialmente y ha puesto como ejemplos del fracaso de la inteligencia social los regímenes creados por Napoleón, Hitler y Stalin que tanto millones de muertos causaron y que llevaron la desdicha y la injusticia a muchos millones más.

"La inteligencia fracasa -ha explicado- cuando se mantiene una creencia falsa que resulta invariable ante cualquier experiencia. Se produce entonces un encasillamiento que son la base del funcionamiento de los fanatismos y los prejuicios".

"Con mucha frecuencia -ha añadido- tenemos creencias patógenas que repercuten en un daño a nosotros mismos o a los demás, como por ejemplo las creencias falsas, que se han mantenido durante siglos, sobre la mujer en todo el mundo. Hoy en día, algunas mujeres de Francia aún creen que una mujer que tiene la regla puede agriar el vino si entra en una bodega".

Reconocer los propios sentimientos

José Antonio Marina ha achacado "los frecuentes fracasos" afectivos de las personas porque "muchas veces no reconocen sus propios sentimientos o los confunden".

"Los celos -ha añadido- tienen que ver con un sentimiento de propiedad pero no tienen ninguna relación con el sentimiento amoroso como se cree".

Hay otros sentimientos, según Marina, que nos "incapacitan para vivir" como es el caso del resentimiento que "nos da una visión errónea de la realidad".

"Otro de los fracasos más habituales de la inteligencia -ha dicho el filósofo- es el modo de hablarnos a nosotros mismos. Nos contamos la historia de tal modo que si nos equivocamos nos engañamos".

José Antonio Marina se ha referido también a la intervención de Pilar Majón ante la comisión del Congreso del 11-M: "Esta comisión ya estaba condenada al fracaso desde el principio porque nadie la quería y se eligieron mal las metas. Pilar Majón ha puesto de relieve todas esas contradicciones cuando les preguntó a los políticos de qué se reían".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada